El fondo de fondos es un vehículo que no invierte directamente en activos financieros, sino que compra participaciones de otros fondos o acciones de sociedades de inversión y ofrece al inversor ventajas, como disfrutar de las condiciones de los inversores institucionales, una gestión profesionalizada, simplificación de las cuestiones administrativas y, sobre todo, una mejor alineación con los intereses del inversor.

Permiten a los inversores particulares el acceso a fondos y opciones de inversión solo disponibles para clientes institucionales. Y a mejores precios que si invierten como particulares, puesto que, normalmente, las comisiones de las clases institucionales son menores.

Con estos vehículos se consigue flexibilidad y dinamismo a la hora de gestionar la distribución de activos, la implementación de coberturas y permiten combinar apuestas tácticas y estratégicas, que sería complicado replicar en la cartera personal de un cliente, destacan en la Gestora de Abante. El fondo de fondos es un vehículo válido y eficiente para cualquier tamaño de cartera (replicar la cartera de fondos a título individual no podría hacerse, salvo en casos de patrimonios muy elevados).

En los fondos de fondos, las retrocesiones (cobro de incentivos por la distribución del producto) que se pagan en muchos fondos, no van a parar al comercializador, sino que ese dinero se incorpora al producto y se suma al valor liquidativo, es decir, redunda en beneficio del cliente, no de la entidad. Ahora mismo, el inversor final no sabe si la entidad le está vendiendo un fondo u otro porque es el que más le conviene en función de su perfil y objetivos o porque es el que deja una mayor retrocesión. En los fondos de fondos este conflicto de intereses desaparece. Además, los fondos de fondos –como los fondos de inversión- tienen un límite máximo a las comisiones que pueden aplicar.

Gestión y selección profesional. Invirtiendo en un fondo de fondos que se ajuste a nuestro perfil y necesidades tendremos acceso a los mejores gestores para distintos tipos de activos y mercados. El gestor del fondo de fondos es un especialista en el análisis y selección de fondos, hace un seguimiento diario de su evolución y está en contacto continuo con sus gestores, por lo que sabe cómo actúan en distintas circunstancias y cuál es su estilo de inversión.

Desventajas

Entre las desventajas se atribuyen a la inversión a través de fondos de fondos destacan las comisiones. Y quienes consideran que no es el vehículo óptimo señalan que pueden salir más caros, ya que al ser un vehículo que invierte en varios fondos hay que pagar comisiones por cada uno de ellos, además de la que tenga el propio fondo de fondos. Sin embargo, esta afirmación no siempre se cumple, invertir a través de fondos de fondos no es necesariamente más caro, según destacan desde Abante Asesores.

Para empezar, las ganancias que se obtengan frente a la inversión directa en activos financieros, junto con una fiscalidad ventajosa, pueden compensar dichas comisiones y que, al final, la inversión nos salga más rentable y menos caro que si compramos y vendemos distintos tipos de activos por nuestra cuenta. Además, esa comisión no solo nos da derecho a un producto o una inversión en un activo (a un precio más ventajoso que si hubiéramos ido como inversor individual), sino que cubre también la selección y gestión profesional.

En todo caso, habrá que analizar lo que se cobra por cada producto en conjunto. El factor clave es tener claro qué queremos, cuál es nuestro objetivo de rentabilidad, cuál es nuestro perfil de riesgo y qué forma o vehículo de inversión se adecúa más a nuestras necesidades.