Tres razones para dudar de una mejoría en los mercados

Joachim Fels, asesor económico global de PIMCO, explica por qué no se siente “muy entusiasmado respecto a las expectativas de la economía y los mercados” y expone “tres razones para la cautela”:

“En primer lugar, mi preocupación sobre el hecho de que la economía estadounidense continúa desacelerándose. Los indicadores de PIB del cuarto trimestre tanto de la Fed de Atlanta, como la de Nueva York indican a un crecimiento inferior al 1%. Merece la pena enfatizar que el crecimiento global está cerca de detenerse y por lo tanto es más vulnerable de lo habitual a cualquier shock adverso, cualquiera que sea la causa”.

“En segundo término, es posible que la política de la Fed, incluso después de recortar los tipos tres veces hasta al 1,5%-1,75%, permanezca restrictiva. Algunas estimaciones indican que, si tenemos en cuenta los factores globales, no solo los locales, a la hora de evaluar la tasa de interés de equilibrio de la Fed, los tipos de interés actuales siguen siendo restrictivos y las esperanzas de una recuperación del crecimiento de EE UU en los próximos días podrían verse frustradas”

En tercer lugar, la tregua entre EE UU y China sigue siendo frágil. Incluso aunque la fase uno del acuerdo termine siendo aprobada este año, las negociaciones de la fase dos podrían ser mucho más controvertidas. Lo que es más, el conflicto subyacente entre EE UU y China por la hegemonía mundial no se va a resolver con un acuerdo comercial, sino que probablemente condicionará la geopolítica en las próximas décadas”.

“Es cierto que la abundancia de liquidez ha reducido los riesgos políticos a corto plazo y ha impulsado a los activos de riesgo en los mercados, pero dados todos los factores expuestos conviene estar alerta, no sea que este rally de activos sea de riesgo sea de corta duración”.