Solana destaca el potencial de revalorización de pequeñas y medianas acciones

Santander Asset Management celebró el pasado 14 de febrero el Día del Inversor del fondo Santander Small Caps España, gestionado por Lola Solana. De esta manera, la gestora se ha convertido en la primera ligada a una entidad financiera en organizar este tipo de evento, que contó con la asistencia de más de 100 inversores del fondo, informa la entidad.

Lola Solana, por su parte, resaltó el atractivo de las pequeñas y medianas compañías españolas y explicó los motivos por los que hay que invertir en este tipo de activo. “Cuando se lanzó este fondo en 2004 nos dimos cuenta de que no había ningún producto de este tipo y que esto tenía valor, por lo que había muchos motivos para invertir en pequeñas y medianas compañías, como balances más saneados y caja, lo que hace que históricamente hayan sido el objetivo de las operaciones de fusiones y
adquisiciones”, señaló Lola.

Asimismo, detalló que “España es el país con mayor crecimiento de Europa y es un crecimiento diversificado. El empleo está mejorando, los salarios están subiendo y el talento que se fue está volviendo”. En cuanto al futuro, comentó que “desde su lanzamiento, el fondo acumula una rentabilidad del 123% y, aunque estoy segura de que habrá años más complicados que otros y el crecimiento puede ser limitado, también sé que si hay algo que no para es la evolución humana y siempre habrá una pequeña y mediana compañía por la que el mundo avance”.

El acto contó con la participación de Antón Pradera, presidente de Cie Automotive, y Eloi
Planes, presidente ejecutivo de Fluidra, mientras que el cierre del evento corrió a cargo
de Miguel Ángel Sánchez Lozano, consejero delegado de Santander Asset Management
España. Durante el encuentro, se expusieron varios investment case de la mano de
Gonzalo Sanz, Javier Ruiz Capillas e Íñigo Barrera, que componen el equipo de Lola
Solana.

Santander Small Caps España es el segundo mayor fondo de Bolsa española y el primer
fondo español que invierte en pequeñas y medianas compañías. Cuenta con un
patrimonio cercano a los 1.000 millones de euros y alrededor de 28.000 partícipes, y es líder en rentabilidad a tres y cinco años. El pasado mes de marzo de 2018, se decidió restringir las entradas de dinero tras alcanzar los 1.300 millones para proteger a los partícipes y asegurar que el fondo tiene el tamaño adecuado para su gestión.