Recomendaciones de inversión para octubre

En este entorno macroeconómico de desaceleración, valoraciones algo elevadas y de incertidumbre geopolítica, desde atl Capital han ido reduciendo progresivamente la exposición a renta variable en los últimos meses, hasta situarla en niveles de infraponderación a los activos de riesgo.

«Los indicadores adelantados siguen deteriorándose, sobre todo en el caso del sector manufacturero. También ha habido una ligera revisión a la baja de los beneficios empresariales, y los bajos niveles de inflación descartan una subida abrupta de los tipos de interés gubernamentales sobre todo en Europa, escenario que es positivo para los mercados de crédito, principalmente en renta fija High Yield por su atractivo en términos de rentabilidad – riesgo», indican.

«Mantenemos la cautela en nuestro posicionamiento actual, con la expectativa puesta en nuevos acontecimientos que permitan una mayor estabilidad de los mercados. Seguiremos muy de cerca la publicación de resultados empresariales del tercer trimestre, y aprovecharemos si hay correcciones en el mercado en búsqueda de oportunidades de inversión», concluyen.