¿Por qué sube la vivienda en España?

La temida expresión burbuja vuelve a sonar para el sector inmobiliario. Desde marzo de 2017 hasta marzo de este año el precio de la vivienda en Madrid ha subido el 17%, según Tinsa, aunque ya hay informes que apuntan que en determinados distritos de la capital ya se superan los niveles del pasado boom.

La recuperación del precio de la vivienda se está viviendo de forma muy desigual en España, pero ciudades como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca están experimentado subidas muy superiores a los dos dígitos en los últimos doce meses. En el lado contrario, se encuentran regiones como Castilla-La Mancha con sus principales ciudades aún recortando precios. Con esta mezcla de alzas y bajas, el precio medio de la vivienda en España logra una subida del 3,4% interanual.

También se aprecia el tirón comprador en el tiempo que se tarda en vender una vivienda. Actualmente ronda los 8,3 meses empleados en que lleguen a acuerdo comprador y vendendor pero también con grandes diferencias como lo evidencia Madrid en la que solo se tardan 2,4 meses en vender una vivienda.

Esta mejoría del sector se refleja también en los mercados financieros con la reciente Oferta Pública de Adquisición (OPA) de Blackstone sobre Hispania, las salida casi semanal de Socimis inmobiliarias al mercado y la vuelta al parqué de grupos tan importantes como Metrovacesa.

Estas son las principales causas que esgrimen los expertos para explicar esta subida de la vivienda que para muchos vuelve a ser preocupante al no adecuarse con la evolución de los salarios. Un reciente informe de Bankia apunta a que en los años de la crisis el trabajador ha sufrido una pérdida de poder adquisitivo en torno al 28%.

  • Fuerte demanda insatisfecha durante los años de la crisis, sobre todo proveniente de los llamados millenials
  • Escasez de suelo céntrico en las grandes ciudades
  • Recuperación de la economía española y del paro en los últimos tres años
  • Auge del alquiler turístico en las grandes ciudades y zonas costeras
  • Apertura de la financiación con tipos de interés históricamente bajos
  • Inversión en inmobiliario por parte de particulares y grandes grupos de inversión ante la falta de rentabilidad en la renta fija y en los productos tradicionales de la banca
  • Fuerte subida del alquiler con un alza del 15% interanual entre marzo de 2018 y marzo de 2017 para el conjunto de España que supera el 20% en ciudades como Madrid o Barcelona.