Paréntesis político de un Ibex que toca los 9.900 puntos pero que irá de más a menos

El Ibex 35 de la Bolsa española sube el 0,8% y alcanza los 9.900 puntos, después de una semana de castigo coronada el viernes por la incertidumbre de la moción al Gobierno planteada por el PSOE. Los bancos dejan en pocos minutos los primeros puestos de la subida en una sesión donde Wall Street y Londres permanecerán cerrados.

Los fuertes temores de los inversores sobre la inestabilidad política en España e Italia se han disipado temporalmente y eso que en Italia el nuevo primer ministro ha dimitido ante la imposibilidad de formar gobierno por el veto del presidente de la República al propuesto ministro de Economía.  La prima de riesgo del país alpino ha bajado de los 200 puntos básicos con el bono a 10 años al 2,36%.

En España, tal vez, las declaraciones del PNV en el sentido de que Pedro Sánchez se ha precipitado en su moción de censura al gobierno de Rajoy abren una esperanza de que esta propuesta no salga adelante lo que supone más estabilidad. Eso sí, nos estamos moviendo en un terreno muy pantanoso en las políticas de los países del sur de Europa y en cualquier momento todo se puede dar la vuelta.

El clima de subidas en los mercados se extiende por toda Europa con el euro volviendo a debilitarse frente al dólar hasta los 1,16 dólares y el petróleo decididamente a la baja en los 75 dólares por barril. Rusia y Arabia Saudita se muestran dispuestas a aumentar su producción ante el incierto escenario de grandes productores como Irán y Venezuela.

A media hora de sesión, las subidas van perdiendo algo de fuerza y el inversor se vuelve más selectivo con su apuesta bancaria. Mediaset, Iberdrola y Gas Natural ocupan las tres primeras posiciones, seguido por BBVA que se anota un alza del 1,22%. Las caídas del selectivo español se concentran en Técnicas Reunidas, Siemens Gamesa y Cellnex. Telefónica gana el 0,42% hasta los 7,81 euros y Banco Santander sube el 0,56% y vuelve a recuperar la cota de los 5 euros por acción.