Multa a un particular por ventas a corto al descubierto con acciones de Banco Popular

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha impuesto una multa de 10.000 euros por infracción muy grave a un particular por la realización de ventas a corto en descubierto de títulos de Banco Popular. Esta operativa se produjo días antes de la intervención de la entidad en junio de 2017, presidida entonces por Emilio Saracho.

Las legislación española no prohíbe las ventas a corto por las que el inversor (sea grande o pequeño) apuesta a la caída del valor de la acción, salvo en casos muy puntuales. Lo que no permite es que este tipo de operativa se produzca sin que el inversor tenga los títulos, o sea, que lo haga sin tener nada.

Lo normal en esta operativa es pedir prestados los títulos, esperar a que bajen y luego devolvérselos a su propietario. En este caso, el inversor llamado Sandro Merella Viedma según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE) operó al descubierto, es decir, sin tener las acciones del popular. Esto supone -según recoge el BOE- una infracción muy grave tipificada en el artículo 286.3 del texto refundido de la Ley del Mercado de Valores.

La resolución que impone la sanción indicada únicamente es firme en vía administrativa, sin perjuicio de las potestades de revisión jurisdiccional que corresponden a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

(En la imagen, Sebastián Albella, presidente de la CNMV)