Más interés por comprar productos financieros… pero mejor salir antes de bares

España es más optimista, pese a los problemas que subyacen en la economía. Así lo recoge el último informe de la consultora Kantar Millward Brown sobre perspectivas del consumidor, donde se refleja que el nivel de confianza es el más elevado desde mediados de 2008.

La sociedad tiene una mayor predisposición al gasto. La percepción sobre la marcha del país es positiva y nada menos que un 76% de los que participaron en el sondeo para la realización del estudio opinaron que hay pocas o ninguna posibilidad de perder el empleo en los próximos meses.

Tras el estudio, los expertos han detectado que «las familias vuelven a tener necesidades de financiación, acentuándose las de gran consumo o de compra de vivienda. Además, «el número de hipotecas concedidas se está moviendo desde hace un año, lo que indica que se está estableciendo un clima de seguridad de fondo que anima a tomar decisiones a largo plazo».

Uno de los aspectos que mayor mejora ha registrado es el de la compra de productos financieros. Los últimos datos de Kantar, correspondientes al cierre del primer semestre de 2018, reflejan que un -33,3% de los españoles (resultado neto entre respuestas positivas y negativas; es decir, en este caso hay un mayor número con sesgo negativo) estaría dispuesto a solicitar un préstamo al consumo o una hipoteca y un -35% alguna opción de inversión como planes de pensiones o fondos. A pesar de que sigue habiendo reticencia para la mayor parte de la población, el avance en el tiempo es significativo, ya que estos porcentajes eran del  -68,4% y  -55,6%, respectivamente, en noviembre de 2014.

En cualquier caso, este apartado sigue siendo el último a considerar por los consumidores, que prefieren gastar antes en alimentación, ropa o complementos; cine y espectáculos, en un equipo de música u ordenador, o en salir a bares y restaurantes.