Los mejores fondos españoles en 2018 invierten en salud y tecnología

Beatriz Pérez Galdón

Este año está resultando especialmente complicado para la inversión. La volatilidad ha crecido y el dinero sale en grandes cantidades de unas compañías para entrar en otras, o incluso espera mejores oportunidades de compra o momentos de mayor calma.

Según la clasificación realizada por Morningstar, de los 20 mejores fondos de inversión españoles de 2018 ocho son del sector tecnológico y seis están relacionados con la salud.

El número uno es Caixabank Comunicaciones Estándar, con una rentabilidad acumulada de casi el 15%. Invierte principalmente en compañías del mercado estadounidense (79,5% de la cartera) y europeo (11,3% del total). Sus cinco mayores posiciones son Apple (+28% en el año), Microsoft (+22%), Facebook (-16%), Alphabet (3%) y Visa (20%).

Caixabank también presenta los mejores resultados en cuando a fondos de salud; concretamente son cuatro productos con ganancias superiores al 10%: Caixabank Multisalud Cartera; Caixabank Multisalud Premium, Caixabank Multisalud Plus y Caixa Bank Multisalud Estándar. Tienen en común que son productos que apuestan sobre todo por valores de Estados Unidos. Europa ocupa la segunda posición en la cartera, pero a gran distancia de EE UU, mientras que Japón aparece entre los principales mercados para invertir.

No es solo estrategia de Caixabank apostar por compañías internacionales; es el caso también de Ibercaja Sanidad, que acumula una ganancia del 8% en el ejercicio o DP Salud (+10%).

Y en los tecnológicos se repite el mismo patrón. Rural Tecnológico Renta variable, ofrece una rentabilidad del 11%. Kutxabank Bolsa Nueva Economía Cartera, Bankinter EE UU Nasdaq 100; Kutxabank Bolsa Nueva Economía Estándar, Mutuafondo Tecnológico A y D y BBVA Bolsa Tecnología y Telecomunicaciones se acercan al 10% de subida o la superan.

El índice sectorial del salud del S&P ganaba hasta principios de octubre un 15%. Tras llegar a máximo histórico ha recortado el 9%. El tecnológico también ha bajado este mes, el 11%, desde una revalorización acumulada de más del 20%. El Nasdaq, por su parte, suma el 6%.

En España, los sectores tecnológico y de salud (farmacias o biotecnológicas) tienen escasa representatividad en la Bolsa. Telefónica es la máxima exponente del primero y pierde un 15,5% en 2018. Mejor están evolucionando las compañías de menor tamaño, como MasMóvil o Euskaltel, que ganan el 23% y 8%, respectivamente.

Entre las farmacéuticas y biotecnológicas se encuentran rendimientos espectaculares en el ejercicio. Es el caso de Almirall, que sube un 86%; Biosearch, que gana el 100% o Faes, que ha sumado el 24%

Igualmente hay casos con llamativas pérdidas: PharmaMar cae el 62%. Los inversores han salido de la empresa tras encadenar varios fracasos en la investigación de sus fármacos en estudio y la caída de ventas de Yondelis, su producto estrella. Sin embargo, la compañía cree que el castigo obedece más a especulación de los inversores. Al tratarse de un small cap las oscilaciones de los precios pueden ser muy fuertes aun con poco volumen.