Los gestores pescan bancos en el revuelto río de la Bolsa

Beatriz Pérez Galdón

 Las Bolsas andan revueltas. Son muchos los factores que han ido desestabilizado la trayectoria de la renta variable en estos meses y que han hecho que el mercado español haya pasado de ganar casi un 6% en el mejor momento del año a acumular una caída del 11%.

A las dificultades de los países emergentes, la amenazante política comercial de Trump y la incertidumbre que generó la celebración de elecciones en algunos países como Alemania e Italia y el Brexit, se han sumado en las últimas semanas nuevos elementos de inestabilidad como la rebaja de previsiones económicas del Gobierno español, el adelanto de elecciones en Andalucía y la escalada del precio del petróleo. Todo un coctel explosivo que ha llevado al Ibex a perder un 5% en lo que va de octubre. ¿Es momento de hacer efectivo el dicho bursátil de comprar en octubre tras haber vendido en mayo? A río revuelto… ¿ganancia de pescadores?

Lo cierto es que en la Bolsa nada está garantizado, ni los refranes ni las revalorizaciones pasadas. Pero los analistas han comenzado a mover sus estrategias.

Para Buy&Hold «el principal motivo de inquietud es saber si nos encaminamos a un periodo de enfriamiento económico, incluso de recesión. Por este motivo, los sectores defensivos siguen aumentando en valoración frente al mal comportamiento de los más expuestos al ciclo», dicen. En la carta enviada a los inversores al finalizar septiembre, la firma comunica que ha aumentado el peso en el sector financiero, principalmente en BBVA. «Pensamos que el castigo recibido por Turquía es una oportunidad de compra», subrayan.

BBVA junto con Santander son otras dos apuestas de Alphavalue. Sus gestores estiman que «la tormenta de los últimos días ha abierto amplias oportunidades de compra». Por ello, ha confeccionado una lista de 23 compañías europeas de «calidad», con «perfiles de crecimiento y sólidos balances», donde aparecen las dos entidades españolas. Santander retrocede un 23% en 2018, y BBVA, el 25%.

Renta 4, por su parte, recomienda estar vigilantes con los próximos datos económicos, ya que «permitirán confirmar si el ciclo se mantiene sólido y con él las perspectivas de resultados empresariales». Ha dado salida a BBVA en su cartera tras el pago del dividendo, de 0,1 euros brutos por acción que hizo efectivo el pasado 10 de octubre, y ha incorporado Caixabank. «La visibilidad operativa del banco se mantiene. Ha reiterado el objetivo de ingresos para 2018, que se une a la buena integración de BPI, el dinamismo del negocio de seguros y la mejora del perfil de riesgo tras la venta de Repsol», explican los analistas. En la cartera, compuesta por ocho valores con una ponderación del 12,5% cada uno, también figura Santander.

En la estrategia para el último trimestre del año, el sector bancario es compra también para Bankinter. Su selección en el mercado español es Bankia, que pierde el 20% en el ejercicio.