Los ahorradores españoles están sucumbiendo a la inversión en fondos de inversión tras la bajísima o nula rentabilidad de los depósitos bancarios en los que tienen el grueso de su ahorro financiero.  Pese a las turbulencias de los mercados, más de 728.000 españoles han colocado parte de sus ahorros en fondos.

El patrimonio de la inversión colectiva (Fondos y Sociedades) experimentó en el primer trimestre de 2018 un incremento de 5.448millones de euros y se situó en 469.431millones, lo que supone un aumento del 1,2% con respecto a diciembre. El número de cuentas de partícipes se situó en los 13.700.370, lo que supone un aumento de 728.027 cuentas más que en diciembre de 2017, según informa Inverco

El volumen de activos de los Fondos de Inversión Mobiliaria registró en marzo un incremento de 305 millones de euros, situándose en 269.032 millones de euros, un 0,1% más que en febrero. El incremento patrimonial viene explicado por las suscripciones netas experimentadas en el mes, que han compensado los ajustes en la valoración de las carteras de los Fondos de Inversión.

De esta forma, los Fondos de Inversión cierran el primer trimestre de 2018 con un crecimiento de 6.185 millones de euros, lo que supone un 2,4% más que en el primer trimestre de 2017. Las adquisiciones netas de Fondos de Inversión realizadas por los partícipes han representado la totalidad del incremento patrimonial del primer trimestre, ya que han compensado las rentabilidades negativas que han registrado la mayoría de vocaciones inversoras en el periodo.

De nuevo los Fondos Globales lideraron los aumentos patrimoniales del mes, incrementando su volumen de activos en más de 589 millones de euros. Estos fondos acumulan ya un aumento de 4.192 millones de euros en el primer trimestre de 2018. Por segundo mes consecutivo, el comportamiento negativo de los mercados de renta variable lastró la evolución positiva del patrimonio de las categorías con mayor exposición a acciones, aunque ello no impidió que todas ellas experimentaran flujos netos positivos.

Así, la Renta Variable Mixta incrementó su patrimonio en 114 millones de euros en el mes y acumula un crecimiento del 6,2% en el primer trimestre del año. La Renta Variable Nacional lo hizo en 112 millones de euros en marzo y acumula un crecimiento de 1.066 millones de euros en lo que llevamos de 2018 (registrando el mayor incremento porcentual del año de entre todas las categorías de inversión, 14,8%).

Frente a éstas, la categoría de Renta Variable Internacional registró un retroceso de 194 millones en marzo, si bien fue la segunda categoría más demandada con más de 533 millones de suscripciones netas. En sentido contrario, y como viene ocurriendo en los últimos meses, los Fondos sin exposición a renta variable registraron caídas de patrimonio. Así, los Fondos de Gestión Pasiva, los de Renta Fija Mixta y los Monetarios redujeron su volumen de activos en 322, 236 y 60 millones de euros, respectivamente. Las categorías que más han reducido su patrimonio en los tres primeros meses del año son Gestión Pasiva, Monetarios y Garantizados, con 2.228 millones de euros menos.

Rentabilidad

Durante el mes de marzo los mercados de renta variable han continuado con las correcciones que iniciaron en febrero, por lo que los principales índices bursátiles han cerrado el periodo con caídas con respecto al mes anterior. La Reserva Federal de los Estados Unidos en su reunión de política monetaria de marzo (la primera reunión de Jerome Powell como presidente) decidió, tal y como esperaban los mercados, incrementar los tipos de interés de referencia en 0,25 pp. hasta situarlos en el intervalo del 1,50%-1,75%. El tipo de cambio del euro frente al dólar se situó a finales del mes en 1,23, lo que supone una apreciación del euro del 0,9% con respecto al cierre de febrero.

En este contexto, los Fondos de Inversión registraron una rentabilidad negativa en marzo del 0,72%, por lo que la rentabilidad en el primer trimestre del año se sitúa en el -1,01%. Todas las categorías mostraron rentabilidades negativas en el trimestre a excepción de la Renta Fija Euro Largo Plazo y los Garantizados, tanto de renta fija y como de renta variable. Las correcciones en los índices de renta variable han llevado a las categorías más dinámicas a registrar las mayores caídas en la rentabilidad del mes y del trimestre, en especial la Renta Variable Internacional, con ajustes de alrededor del 3%.