Los bonos de fidelización del Santander se estabilizan en el 78%

Los bonos de fidelización del Banco Santander se estrenaron en el mercado de renta fija AIAF el pasado 18 de diciembre a  un 80% de su valor (fueron emitidos al 100%). Estos bonos se lanzaron para compensar a accionistas de Banco Popular tras la intervención de la entidad y simultánea compra por 1 euro.

Están emitidos a perpetuidad con un cupón del 1% anual, aunque existe la posibilidad de amortizarlos anticipadamente. En su evolución desde su lanzamiento llegaron a alcanzar un valor mínimo ese mismo mes de diciembre del 76,15% de su valor. El máximo valor que lograron fue el 28 de febrero de este año con el 87,5%, lo que representó importantes plusvalías para aquellos que estuvieron esos dos meses operando en este mercado.

Sin embargo, a falta de un par de meses para que se cumpla un año en la negociación de la AIAF han dado muestras de gran estabilidad durante los tres mes del verano. En la jornada de ayer cerraron en el 78,8% de su valor. Cotizan en una banda muy estrecha ya que desde el pasado mes de junio no han vuelto a tocar el nivel del 80%. A principios de junio alcanzaron un mínimo del 77% para el periodo estival y se mantienen muy planos desde entonces.

Los expertos consultados no ven motivos para que cambie esta tendencia en los bonos de fidelización del Santander. No esperan grandes movimientos al alza o la baja. Solo noticias en torno a su amortización podrían ser un revulsivo a los actuales niveles alcanzados. Esta penalización de 22 puntos sobre su precio de emisión de 100 les parece una correcta valoración por las incertidumbres sobre su recompra y el tipo de interés fijado para esta clase de activos.