Los bonos de fidelización de Santander para Popular cotizan en mínimos

Los bonos de fidelización que Banco Santander lanzó para compensar a algunos acciones o bonistas del Banco Popular se sitúan hoy en niveles mínimos al cruzarse las operaciones al 76,15% de su valor.

Pese a no tener ninguna vinculación con las acciones del banco cántabro, que hoy cotiza en 4,94 euros con caída del 0,96%, la presión vendedora se contagia el resto de activos de la entidad y estos bonos vuelven a mínimos. La emisión, por 981 millones de euros y con un tipo del 1% cotiza en el mercado de renta fija de Bolsas y Mercados Españoles (BME) al 76,15% que coincide con el mínimo marcado el pasado 22 diciembre, cuatro días después de su lanzamiento.

La tendencia general de esta emisión en los mercados ha sido alcista y a finales de febrero llegó a tocar un máximo del 85,75% de su valor, manteniéndose en estos meses por encima del 80%. Con unos volúmenes de negocio en que en el mercado BME superan a diario el millón de euros, el punto de inflexión se produjo a mediados del pasado mes de abril cuando llegó al 84,15%.

La Acción de Fidelización de Banco Santander iba dirigida a clientes minoristas que adquirieran acciones de Banco Popular en el periodo comprendido entre el 26 de mayo de 2016 y el 21 de junio de 2016 así como a las obligaciones subordinadas computables como tier 2 de las emisiones con códigos ISIN ES0213790019 o ES0213790027 de Banco Popular en sus respectivos periodos de suscripción. Además, el inversor debía conservar depositadas en Banco Santander, Banco Popular, Banco Pastor o Popular Banca Privada las referidas acciones u Obligaciones Subordinadas en el momento de la resolución de Banco Popular el 7 de junio del pasado y año y, por último, mantener, cuando se entreguen los bonos de fidelización, una relación comercial con Banco Santander, Banco Popular, Banco Pastor o Popular Banca Privada equivalente a la que tenían en el momento de adquisición de las acciones o de las Obligaciones Subordinadas.

Sumarse a este programa de fidelización suponía también para estos inversores renunciar a cualquier reclamación judicial.

El inversor recibirá con estos bonos de fidelización la inversión realizada si cumple estos requisitos con estos bonos emitidos a perpetuidad y que ofrecen una rentabilidad del 1% durante los 7 primeros años, siendo variable para el resto de ejercicios hasta que Santander decida o no amortizarlos.

Pincha AQUÍ para ver cómo cotizan los bonos de fidelización de Banco Santander