Las familias pierden 17.000 millones en depósitos y cuentas por los tipos cero

Luis Aparicio

La política de tipos cero del BCE en línea con otros bancos centrales para sortear la crisis económica tiene sus paganos y sus beneficiados. Está claro que las ruedas de prensa de Mario Draghi acaban teniendo un efecto directo en el bolsillo de todos.

Está claro que los endeudados gozan de un buen momento con tipos históricamente bajos para financiar sus proyectos, su vivienda…, mientras los ahorradores se ven penalizados y su dinero se evapora –en términos de poder adquisitivo- con la subida de la vida.

La inflación adelantada de agosto en España se situó en el 2,2%, fruto sobre todo de la energía y algunos alimentos que no fue contrarrestado por el efecto de las rebajas.

Al final del primer trimestre del año, según datos del Banco de España, las familias españolas tenían en depósitos y cuentas corrientes 792.746 millones de euros. De ellos, 589.055 millones corresponden a cuentas, en tanto que 203.691 millones se ubican en depósitos a plazo fijo.

Con el Banco de España como fuente, en España la retribución media a las cuentas corrientes se situaba en junio en el 0,04%, dato que ha permanecido inamovible desde el pasado mes de enero. Esto supone que descontando a la inflación esta ganancia que generan las cuentas, la depreciación por poder adquisitivo del dinero se queda en el 2,16%.

En cuanto a los depósitos, el interés medio que reciben es del 0,085%, porcentaje que logra disminuir la inflación al 2,115%.

Así, en términos de pérdida de poder adquisitivo (tipos nominales descontando la inflación) es para el conjunto de cuentas bancarias de las familias de 12.723,5 millones de euros de los 589.055 millones antes citados.

Del mismo modo, en el caso de los depósitos que ascienden a 203.691 millones, la inflación, descontando el interés percibido, supone una merma para su capacidad de compra de 4.308 millones de euros. Cifras que sumadas suponen una rebaja en la capacidad de compra de los españoles de 17.031,5 millones de euros.

Alternativas

La única solución clara a esta situación de pérdida en el valor del dinero sería que comenzasen a subir los tipos de interés y, por tanto, la retribución de depósitos y cuentas bancarias, algo complicado, al menos, hasta el próximo verano. O bien, que la inflación volviese a bajar y eliminase su efecto negativo sobre el ahorro.

También existe la posibilidad de asumir riesgos en los mercados. Algo que, hoy por hoy, se antoja poco recomendable. De un lado, la renta fija a largo plazo está sufriendo depreciaciones en los mercados y, de otro, la Bolsa española vive un momento complicado con una pérdida anual de casi el 6%.

Otras alternativas al ahorro se encuentran en el mercado inmobiliario que ha registrado en sus zonas Premium (Madrid, Barcelona, zonas costeras determinadas) un alza significativa que ya está empezando a dar muestras de cansancio.

Tipos de interés pasivos aplicados por las entidades de crédito en 2018

Meses Depósitos a la vista (cuentas corrientes y libretas) Depósitos a plazo hasta 1 año Depósitos a plazo de más de 2 años
España Zona € España Zona € España Zona €
Ene 0,04 0,04 0,07 0,36 0,1 0,69
Feb 0,04 0,04 0,05 0,36 0,09 0,69
Mar 0,04 0,04 0,06 0,36 0,17 0,67
Abr 0,04 0,04 0,06 0,37 0,11 0,61
May 0,04 0,04 0,06 0,36 0,1 0,57
Jun 0,04 0,04 0,05 0,34 0,12 0,63