La inflación en mayo sube al 2% y mete presión al ahorro

La inflación anual estimada del IPC en mayo de 2018 es del 2,0%, de acuerdo con el
indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística. Un dato preocupante para el ahorro ya que prácticamente ninguna inversión financiera logra una rentabilidad del 2% que permitiría, al menos, no perder el poder adquisitivo para el dinero.

La renta fija da pérdidas en el año al igual que la Bolsa, mientras resulta imposible obtener rentabilidades del 2% en cualquier cuenta corriente o imposición bancaria a plazo fijo. Eso sí, habrá que esperar a ver la evolución de los carburantes y la electricidad que ha sido decisiva en este mal dato de inflación de mayo. Por tanto, se trata de un dato muy coyuntural.

Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría el
aumento de nueve décimas en su tasa anual, ya que en el mes de abril esta variación fue
del 1,1%.

En este comportamiento destaca la subida de los precios de los carburantes (gasoil y
gasolina), frente a la bajada que experimentaron en 2017. También influye el aumento de los
precios de la electricidad.

Por su parte, la variación mensual del indicador adelantado del IPCA se sitúa en mayo en el
0,9%.