La culpa de los desahucios de vivienda está ahora en el alquiler

El mercado inmobiliario sigue revuelto. La mejoría en precios de venta y alquiler de la vivienda ya está trayendo sus efectos negativos.  Por vez primera desde la crisis que pinchó la burbuja, los desahucios de los alquileres son ya mayores que los realizados por impago de la hipoteca.

Los últimos datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) referidos al cierre de 2017 apuntan que casi seis de cada diez lanzamientos, el 58,% del total, fueron consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mientras que otros 22.330, el 36,8%, se derivaron de ejecuciones hipotecarias y los 2.758 restantes obedecieron a otras causas.

Una tendencia que se explica después de que los precios del alquiler subieran de media el 18% en España durante los últimos doce meses. Importante alza que en el caso de grandes ciudades como Madrid o Barcelona alcanza ya los niveles máximos ante de la crisis.

Los lanzamientos por impago del alquiler experimentaron un aumento del 4,3% en 2017, mientras que los derivados de ejecuciones hipotecarias bajaron un 15,4%. Estas últimas alcanzaron hasta las 30.094, según el CGPJ, que destaca que se trata de la cifra más baja desde 2008, cuando se produjeron 58.686 ejecuciones hipotecarias.