La Bolsa española vale lo mismo desde hace 9 años

Beatriz Pérez Galdón

El mercado español está perdiendo la carrera de crecimiento frente a la mayoría de los grandes del mundo. Los últimos datos de la Federación Mundial de Bolsas (WFE por sus siglas en inglés) muestran una amplia brecha entre capitalizaciones.

Al cierre de mayo, que es el último mes con reseñas a nivel internacional por parte de la federación, la Bolsa española tenía una valoración de 840.253 millones de dólares, que al cambio actual serían unos 720.340 millones de euros. Según cálculos de BME está cifra alcanzaría los 1,12 billones en el mismo periodo. La diferencia radica en que siguen metodologías diferentes, y BME, por ejemplo, tiene en cuenta el valor de las empresas extranjeras, que en mayo alcanzaba los 375.000 millones

Mientras, la London Stock Exchange contaría con un tamaño de 3,75 billones de euros y otras como la Deutsche Boerse y Euronext, de 1,90 billones y 3,73 billones, respectivamente.

Hay más plazas financieras que se sitúan por delante. Por ejemplo, la de Japón tiene una valoración que supera los 5,31 billones; Shanghai, de 4,28 billones, India, de 1,88 billones y Suiza, de 1,29 billones. Además, queda bastante lejos del mercado de de Nueva York (20 billones de euros) y del Nasdaq (9,34 billones). En total, la capitalización de las Bolsas del mundo ha crecido una media del 12% en lo que va de 2018, pero la española ha perdido más de un 8%, según WFE.

“El problema es que el grueso de la capitalización del Ibex está repartido entre compañías que no van bien. Bancos y Telefónica ponderan casi por el 50% en el índice y llevan un par de años con una  evolución negativa“, explica Daniel Pingarrón, subdirector de AlphaValue. “La Bolsa española no refleja realmente la situación macroeconómica y además tiene una alta exposición a Latinoamérica. Es la diferencia frente a otras como la de Nueva York o el Nasdaq que se encuentran en un momento extremadamente dulce”, añade.

A pesar de la mejora registrada, el Ibex acumula una subida del 3% en los dos últimos años y medio. El avance del Dax ha sido del 17%; un 22% se ha revalorizado el Footsie; el 16%, el Cac, y un 40% y 56%, respectivamente, el Dow Jones y el Nasdaq. Desde 2009, la capitalización de la Bolsa española ha permanecido sobre el nivel de los 1,1 billones de euros.

“En otro tipos de índices pondera mucho más el sector industrial o tecnológico”, señala Antonio Sales, analista de XTB. El experto hace una puntualización: “Si tuviésemos en cuenta los dividendos, puesto que la Bolsa española es líder en este sentido, la capitalización sería mucho mayor. A día de hoy, si lo recogiera, el Ibex estaría cotizando sobre los 27.270 puntos [un 174% sobre el precio actual]”.

En cuanto a efectos que pudiera tener esta situación a la hora de invertir, Sales comenta que “influye mucho más el precio de una compañía en sí misma que el de todo el mercado”. “Es un dato a tener en cuenta, pero no es determinante”, apunta.

Daniel Pingarrón comparte la misma opinión: “Puede influir para algunos productos ligados al índice con ETFs, pero no es fundamental”.

Según las estadísticas recogidas por Bolsas y Mercados Españoles (BME) la capitalización del sector financiero al cierre de junio era de 204.702 millones de euros, tan solo un 0,70% más que cuando finalizó 2009.

El tecnológico ha perdido 16.000 millones en el mismo periodo (16%), mientras que bienes de consumo (Inditex, Adolfo Domínguez, Grifols, Europac, Pescanova, Telepizza, Faes, Vidrala…)  y servicios de consumo (Meliá Hotels, NH, Parques Reunidos, Mediaset, Atresmedia, IAG…) valen un 200% y 150% más.

Las empresas de construcción y las industriales, por su parte, han incrementado el precio un 22%, y las energéticas lo han disminuido un 1,4%.

ANÁLISIS El Ibex 35 no indica lo que pasa en la Bolsa ni en la economía