Hay un 76% más de ricos en España que al inicio de la crisis, e invierten en Bolsa

Beatriz Pérez Galdón

La mejora de la economía mundial y de los mercados ha impulsado la riqueza de los grandes patrimonios llegando a alcanzar el récord de 70 billones de dólares, según el informe World Wealth Report 2018, elaborado por Capgemini. La riqueza que concentran los más ricos ha subido durante seis años consecutivos. En 2017 creció un 10,6%, y de seguir este ritmo, la firma calcula que para 2025 se llegaría a los 100 billones de dólares.

Los cuatro mercados con más volumen de millonarios—Estados Unidos, Japón, Alemania y China—representan el 61,2% del total de la población mundial de grandes fortunas y el 62% de los nuevos ultrarricos.

En cuanto a España, el número de millonarios aumentó en 2017 en 22.100 personas (+10,9%), hasta alcanzar las 224.200, que representan un patrimonio total de 653.200 millones de dólares (+12%). Si se compara con 2008, cuando el número de millonarios era de 127.100, el avance es del 76,4%. España se mantiene así en el decimocuarto puesto en el ranking mundial de países en cuanto a población millonaria —por detrás de Corea del Sur (243.000) y delante de Rusia (189.000)— y el séptimo en Europa.

La consultora ha realizado el estudio a través de la obtención de datos proporcionados por diferentes fuentes oficiales de cada país, así como del FMI y el Banco Mundial. En España, la Agencia Tributaria clasifica de ultrarricos a quienes declaran patrimonios superiores a los 30 millones de euros.

Según el informe de Capgemini, las rentabilidades globales de las inversiones de las grandes fortunas crecieron un 27,4% el último año. La renta variable siguió siendo la principal opción de inversión en el primer trimestre de 2018, suponiendo el 30,9% del total, mientras que el efectivo y los activos líquidos equivalentes, se situaron en segundo término con un 27,2%. Los bienes inmuebles significaron un 16,8%.

Los millonarios más jóvenes (de menos de 40 años) afirmaron en la encuesta realizada por Capgemini haber conseguido una rentabilidad con sus inversiones mucho más alta que la obtenida por los de mayor edad (37,9% frente al 16,9%), “posiblemente debido a la necesidad de centrarse en la creación de riqueza en esa primera etapa de su vida, frente al mayor interés por la preservación del patrimonio de aquellos con más de 60 años”.

Por otra parte, la consultora revela el creciente interés por invertir en criptomonedas en este segmento de la población, especialmente entre los más jóvenes, y por las big techs para la gestión de grandes patrimonios. “Las principales gestoras (casi las tres cuartas partes) invertirán en tecnologías innovadoras, como la automatización inteligente y la inteligencia artificial a lo largo de los próximos 24 meses, preparándose así frente al mayor papel de las big techs en su sector”, recoge el estudio.

Independientemente del modelo y del horizonte temporal, el informe pone de relieve “la necesidad de que las firmas de gestión patrimonial transformen la forma en que invierten de cara al futuro”.