Guerrero prevé que Bankinter suba el 6,3% su dividendo

El Presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, destacó hoy, en su discurso ante la Junta General de Accionistas, el excelente resultado obtenido por el banco en 2018, de nuevo récord en la historia de la entidad y que culminaun periodo ininterrumpido de seis años de crecimiento pese a un entorno complicado y plagado de incertidumbres, informa la entidad.

En ese sentido, abundó en el carácter recurrente de esos resultados, en donde el ROF, o Resultado por Operaciones Financieras, “supone menos del 3% del margen bruto, así como el reducido tamaño de la cartera ALCO”.

El Presidente anunció que, gracias al incremento del beneficio, el Grupo está en disposición de distribuir en efectivo 263,2 millones de euros en dividendos con cargo a 2018, lo que supone un incremento del 6,3% respecto al año pasado. Según Pedro Guerrero: “los buenos resultados de la entidad, junto a unos niveles de solvencia que se sitúan muy por encima de los requerimientos mínimos que nos exige el regulador, nos han permitido una retribución al accionista que de nuevo este año se situará en un ‘pay out’ del 50%”.

Guerrero hizo también alusión a la operación de adquisición de EVO Banco, destacando que “es muy favorable para el banco, tanto en términos económicos como, sobre todo,  estratégicos, al permitirnos avanzar significativamente en el negocio íntegramente digital”. Una operación que se afrontará con recursos propios del banco y sin necesidad de realizar ningún tipo de ampliación de capital.

Asimismo, el Presidente de Bankinter puso en valor la actividad de la banca en su conjunto, aludiendo a que es esencial “para el desarrollo de la economía y para el progreso de la sociedad”. En ese sentido, transmitió su preocupación por la mala percepción actual del sector. Para superar ese reto reputacional, señaló la necesidad de seguir trabajando “de forma responsable y comprometida con la sociedad y con el entorno, actuando con profesionalidad y dando la mejor calidad de servicio a nuestros clientes.”

Confianza y optimismo para 2019

Por su parte, la Consejera Delegada, María Dolores Dancausa, abundó en la solidez sobre la que se sustentan los resultados de 2018, los cuales “nos han de proporcionar en los próximos años nuevos impulsos al Grupo, siguiendo además el patrón marcado en años anteriores, esto es, produciendo resultados coherentes, regulares, sostenibles y ausentes de sobresaltos”.

La Consejera Delegada repasó la evolución de las diferentes líneas de negocio en las que se estructura la estrategia de la entidad: Banca de Empresas, que ha duplicado la inversión en los últimos 8 años cuando el sector lo ha reducido a la mitad; Banca Comercial, que ha incrementado el patrimonio gestionado en sus segmentos clave pese a los negativos efectos del mercado; Línea Directa, que supera ya los 3 millones de pólizas; Consumo, que alcanza los 2.000 millones de euros en su cartera de inversión; o Bankinter Portugal, que fue capaz de incrementar el BAI de su negocio un 92%, superando todas las previsiones.

María Dolores Dancausa hizo una referencia a la nueva línea de negocio que el banco va a incorporar en breve, tras la compra de EVO Banco y su filial de consumo en Irlanda, Avantcard. “Con esta adquisición –señaló- buscamos potenciar nuestra apuesta en el negocio de banca digital, apalancándonos en el valor de la marca EVO y en su base de clientes con una media de edad más joven, de un marcado perfil digital, con alto potencial de crecimiento y que permitirá al banco incrementar su cuota de mercado en este negocio”.

Dancausa enumeró, asimismo, los múltiples retos, tanto macroeconómicos como sectoriales, a los que se deberá enfrentar Bankinter en este nuevo ejercicio. Entre estos últimos señaló algunos como “la situación de bajísimos tipos de interés, las presiones regulatorias, los litigios ante los tribunales por supuestas conductas incorrectas, la acelerada adecuación a las nuevas tecnologías que cambian drásticamente la relación con los clientes, la atención a la Ciberseguridad, la presencia en el terreno de juego de nuevas entidades, etc.”.

Para hacer frente a todos esos obstáculos la Consejera Delegada señaló las múltiples fortalezas de Bankinter, las cuales “justifican la confianza y el optimismo para el ejercicio 2019 y años sucesivos”.

Entre estas fortalezas, destacó: la presencia en todos los órganos de decisión de su primer accionista; la capacidad de innovación del banco y de adaptación a los entornos más complicados; la buena gestión de los riesgos; y un tamaño muy adecuado, ya que Bankinter no tiene “ni una dimensión gigante ni pesadas infraestructuras que le impidan responder con agilidad a las correcciones de rumbo que exijan o bien las circunstancias externas, o bien los desaciertos internos que podamos cometer”.

María Dolores Dancausa cerró su intervención ratificando el propósito de seguir trabajando “para construir una gran entidad bancaria; para que Bankinter siga creciendo de manera sostenible; para que sea un ejemplo de eficiencia, de respuesta a los cambios que nuestros clientes nos exigen, y un ejemplo de respuesta a los cambios que la tecnología impone en nuestra industria“.

Por último, la Junta General de Accionistas de Bankinter aprobó todos los acuerdos previstos en su orden del día. Entre otros, los dividendos del ejercicio y el nombramiento de dos nuevos consejeros externos independientes, D. Álvaro Álvarez-Alonso y Doña María Luisa Jordá Castro, fijando así en 12 el número de consejeros de los cuales siete son independientes,  y con un porcentaje del 33% de mujeres.