Goirigolzarri destaca la penalización de la banca europea frente a la de EE UU

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri ha defendido que la rentabilidad de la banca europea está por debajo del coste de los fondos propios por el fuerte incremento de las exigencias de capital y por los tipos de interés negativos, lo que ha llevado a que coticen al 50% de su valor en libros, mientras que los bancos americanos, donde ninguno de estos factores se ha dado, tienen una capitalización un 17% superior a su valor en libros.

Esta situación, ha reseñado, no es solo un problema para el sistema financiero, sino para el conjunto de la economía, porque “un país necesita un sistema financiero sólido y además rentable, dado que si la rentabilidad está por debajo del coste de capital que requieren los inversores, los bancos no podrán acudir al mercado, el sistema estará infracapitalizado y, por tanto, no podrá incrementar sus carteras de créditos y, en consecuencia, no podrá financiar a su economía, siendo un freno a su desarrollo”.

“Obviamente, los gestores bancarios deben reaccionar ante esta situación, dentro de los márgenes de actuación que tienen, y una de las palancas clave está sin duda en la tecnología”, ha incidido el presidente de Bankia, quien ha remarcado que “la tecnología nos permite mejorar nuestra eficiencia y, al mismo tiempo, dar un excelente servicio a nuestros clientes”.

En este sentido, ha considerado que los nuevos jugadores que están entrando en el sector financiero “son buenos para los clientes, que así consiguen un servicio de gran calidad con excelentes condiciones, y también para los competidores, porque les obliga a mejorar y a muscularse en el servicio a los clientes”. No obstante, ha abogado por que “esa competencia tenga reglas comunes, no sólo por razones de equidad, sino también porque este tipo de situaciones generarían arbitrajes regulatorios que, como hemos visto en el pasado, son fuente de desestabilización del sistema”, informa la entidad.

 

“La banca debe regirse por criterios profesionales y éticos excelentes”

El último reto del sector financiero al que se ha referido Goirigolzarri ha sido la reputación. A su juicio, “un proyecto, un sector, o una compañía solo es sostenible en el tiempo si la sociedad quiere que existas, si entiende que eres útil”. “Y por ello creo que es muy importante que expliquemos que un sistema financiero sano y rentable es clave para el bienestar de los ciudadanos de un país”.

Pero, para ello, “es indudable que el sector bancario debe regirse por unos criterios profesionales y éticos excelentes porque si no, estará sujeto a una permanente sospecha que se traducirá en una gran debilidad”, ha subrayado, antes de añadir que “este debe ser un objetivo para todas y cada una de las entidades como medio para la mejora de la reputación del sector”.

Tras poner sobre la mesa los grandes retos que la banca europea y española tienen por delante, Goirigolzarri ha defendido que “la banca española es un sector solvente y bien capitalizado, como han demostrado los últimos test de estrés realizados por el BCE”. Y todo ello ha sido gracias a “una transformación brutal” del sector en la última década motivada por “un enorme proceso de consolidación” y por un gran esfuerzo en el fortalecimiento de los balances.