¿En qué consiste un banco malo?

Un banco malo es una entidad, pública o privada, que adquiere los activos deteriorados de los bancos, que pueden ser préstamos o adjudicados, con la intención de liquidarlos en un periodo de tiempo prolongado. Ana Rubio, de BBVA Research, explica las características y ventajas de estas entidades.