El paro y la deuda son los grandes problemas, para Goirigolzarri

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha subrayado en el transcurso de su intervención que “los dos grandes retos” que tiene la economía española a medio y largo plazo son el alto nivel de desempleo y el nivel de deuda pública, informa la entidad.

Además, ha apuntado que el sector financiero se enfrenta a tres grandes desafíos como son la reputación, la rentabilidad y el reto estratégico derivado del cambio de hábitos de sus clientes por la irrupción de nuevas tecnologías.

En lo que respecta a la reputación, Goirigolzarri ha remarcado que “el sistema financiero es clave para el futuro de la sociedad” y ha admitido que, en 2012, era el principal problema económico de España, pero que ha realizado “un enorme proceso de reestructuración y transformación”. “Si bien es cierto que las ayudas que recibió el sector le hicieron solvente y garantizaron la seguridad de los depositantes y del sistema, no eran garantía de su viabilidad en el largo plazo”, ha apuntado.

“Los ahorros de los depositantes fueron rescatados, pero la banca, empleados y accionistas han sufrido un profundo proceso de reestructuración”, ha explicado asegurando que “éste le ha llevado a reducir sus oficinas en un 40% y ha disminuido su plantilla en un porcentaje similar, unas 80.000 personas”. A este respecto, Goirigolzarri ha defendido que “Bankia, posiblemente, es el mejor ejemplo de la recuperación del sistema financiero”.

El presidente de Bankia ha subrayado que “siempre” le ha dado “una gran importancia” a la reputación. “Además de preocuparse, hay que ocuparse escuchando lo que la sociedad nos está reclamando porque es evidente que está muy decepcionada con el funcionamiento del sistema financiero durante la crisis”, ha reconocido.

En la jornada inaugural de Forinvest, Goirigolzarri ha incidido en la importancia de tener “excelentes prácticas de gobierno corporativo” y ha insistido en que “la sostenibilidad de un proyecto está en que la sociedad lo encuentre útil” y “quiera que existamos”.

Además, el presidente de Bankia ha situado la rentabilidad como otro de los grandes retos a los que se enfrenta el sector financiero. “Sin una adecuada rentabilidad, que debe estar por encima del coste del capital, la banca será incapaz de atraer inversores y, por lo tanto, financiar la economía”, ha advertido para apuntar como causas de la baja rentabilidad los tipos de interés negativos y el continuo desapalancamiento de las familias y empresas.

En tercer lugar, Goirigolzarri ha apuntado que la banca se enfrenta a un reto estratégico “muy importante” que se deriva del cambio de los hábitos de los clientes y que “se ve retroalimentado por una revolución tecnológica”.

Sin embargo, ha afirmado en que ve “como una gran oportunidad” y no “como una gran amenaza” el cambio tecnológico y el hecho de que se incorporen nuevos competidores ante la irrupción de nuevas tecnologías. “La tecnología es un arma que nos debe permitir mejorar el servicio a nuestros clientes”, ha remarcado.