El Ibex se deja el 1,78% ¿Hay razones para tanto castigo?

Luis Aparicio

Sesión de fuertes caídas en las Bolsas europeas -también Estados Unidos abrió a la baja- que llevan al selectivo Ibex 35 a perder el 1,78% de su valor hasta los 9.617,9 puntos con lo que se come toda la ganancia acumulada en el mes de junio y se deja más del 4% en el año.

Una sesión que pone de manifiesto una debilidad de fondo del mercado que podría hacer bueno el pronóstico de fuerte corrección que llevan meses anunciando los agoreros y que nunca termina de llegar. Los ratios de las Bolas europeas no apuntan a mercados caros y únicamente se justificaría en el rally de Wall Street sobre todo centrado en valores tecnológicos que, por otro lado, son prácticamente monopolios mundiales. Un detalle, este último, importante para justificar sus elevadas valoraciones.

Hoy podríamos hablar de los temores a un recrudecimiento a la guerra comercial entre Estados Unidos, China y Europa. O también a las recientes reflexiones desde Europa sobre que no está suficientemente cotizado en la banca el fenómeno del Brexit y que por ahí podría haber sorpresas para las entidades financieras.

Pese a estos posibles argumentos que justifiquen las caídas de las plazas europeas, hay algo más que no parece tan detectable. Algunos hablan de la contratación automática que dispara las ventas, tocados unos determinados niveles. También la falta de dólares y su repercusión en los mercados emergentes en los que, por ejemplo, España tiene grandes intereses en banca y telecomunicaciones.

Aún así, la debilidad de fondo del mercado es muy grande como lo evidencian las sesiones que se suceden sin ninguna claridad, en manos del trading diario, de horas o minutos. Mañana, seguramente, viviremos un rebote al calor de los bajos precios. Pero o la Bolsa está previendo problemas económicos mayores de los que se vislumbran o esta flojera no parece tener mucho sentido.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo en España se asienta por encima de los 100 puntos básicos con el bono al 1,363%, mientras en Italia supera los 250 puntos básicos. El euro se recupera hasta los 1,196 dólares y el petróleo baja a los 74,21 dólares el barril, confundido también en si el millón más de producción acordado el pasado viernes es bueno, malo o regular.

Da la impresión de que todos andamos bastante despistados.