El Ibex cotizó a la baja el fin de la presidencia de Rajoy

El Ibex 35 de la Bolsa española cierra con una caída, del 1,05% lo que le lleva a perder los 9.500 puntos hasta los 9.465 puntos. Una sesión que se presumía volátil y en la que llegó a subir más del 0,8% pero que dio un giro radical cuando se conoció el apoyo del PNV a la moción de censura del PSOE al gobierno de Mariano Rajoy.

En esta discusión falaz sobre si afecta o no la política española, la italiana o los aranceles de Trump al aluminio europeo, hoy parece que ha pesado más lo de casa porque el mercado italiano se ha comportado con cierta robustez. Algo que no ha ocurrido ni el EuroStoxx 50 claramente influido por los valores españoles como en el índice alemán DAX que se movía también en el terreno de las abultadas pérdidas.

Todo, pues, se confabula en mantener la incertidumbre y los inversores optan por deshacer posiciones. Está claro que el advenimiento de un nuevo Gobierno en España o la convocatoria de elecciones introducen elementos de inestabilidad que el mercado cotiza a la baja.

Eso sí, en el mercado de deuda se ha cerrado más tranquilo con el bono español en en el 1,48% y con un diferencial respecto al alemán de 113 puntos básicos. Por contra, la señal de alarma han sido los seguros de impago de la deuda (CDS) que se han disparado coincidiendo con el respaldo de los nacionalistas vascos  la propuesta de Pedro Sánchez.

Destaca el Banco Sabadell con una caída del 3,89% seguido por DIA, Caixabank, Acciona y ACS en el orden del 2% de caídas. Las alzas más destacadas son para Acerinox, Colonial y Amadeus.

El euro, por su parte, sube ligeramente hasta los 1,1675 dólares y el barril Brent se revalorizaba ligeramente hasta los 77,81 dólares el barril. Todo apunta a más volatilidad para mañana cuando se produzca la votación en la moción de censura y se sepa cuál será el camino que a corto plazo coja la política española.