EE UU y China, únicas grandes economías que dan rentabilidad real a sus ahorradores

El mal de muchos, consuelo de tontos es aplicable al mundo financiero. Muy pocos países en el mundo ofrecen rentabilidad real a sus ahorradores. Es decir aquella rentabilidad que se obtiene una vez se descuenta la inflación al tipo de interés.

En el gráfico adjunto se toma como referencia el bono a dos años que anda en negativo en medio mundo (Suiza, Alemania, Holanda, Dinamarca, España, Japón, Portugal, entre otros). A estos tipos negativos, o sean, los inversores pagan por invertir hay que sumar la inflación interanual que acumulan estas economías.

El panorama es desolador. Estados Unidos con el 0,08% de rentabilidad real (descontada inflación) y China con el 0,93% son las únicas grandes economías del mundo en que ahorrar merece la pena y no se pierde poder adquisitivo. Le siguen otros países más exóticos o con economías atravesando problemas graves como Turquía con una rentabilidad real en este plazo del 5,92%. Un dato que resulta de una inflación superior al 17% interanual y unos tipos a ese plazo de nada menos que el 24%.

Se espera que el próximo miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) eleve en 0,25 puntos sus tipos de interés de intervención, con el consiguiente traslado a otras referencias cercanas que hará más evidente esta rentabilidad real de su economía.

Brasil también supera el 5% de rentabilidad real gracias a tipos a dos años superiores al 9% y Rusia con otro 5% y el bono a dos años en el 8%. Podrían ser opciones interesantes de inversión si no hubiera un importante riesgo de depreciación de sus monedas frente a divisas como el euro o el dólar.

Nueva Zelanda, Corea del Sur o India cierren el escaso grupo de países en el que los inversores no solo mantienen su poder adquisitivo invirtiendo, sino que además ganan realmente dinero.