Duro Felguera, Telefónica… ¿Qué significa que una empresa valga en Bolsa menos que su deuda?

Beatriz Pérez Galdón

 A la hora de invertir y elegir un producto o valor son varios los factores que influyen en la decisión; o al menos debería ser así. Para los analistas, expertos, brókeres y demás profesionales vinculados al sector financiero, los datos son la principal fuente de información para hacer sus cábalas, previsiones o recomendaciones.

Uno de los aspectos que más se observan es la deuda. Y a veces ocurre que la capitalización o el valor de una empresa en el Bolsa es inferior a ésta. ¿Qué significado tiene?  Ricardo Zión, profesor del máster en Bolsa y Mercados Financieros de la EAE Business School, lo explica: “El valor en Bolsa de una empresa se obtiene multiplicando el precio de cotización por su número de acciones. Si el resultante es menor que el total de la deuda financiera neta (total deuda financiera menos la caja de la compañía) puede ser porque la cotización es muy baja,  porque la deuda es muy alta o como suele ocurrir, una combinación de ambos factores. En un plano más teórico si la relación es negativa, estamos ante un escenario de una empresa que está altamente endeuda“.

A modo de ejemplo, Zión recuerda que “Telefónica ha estado en este escenario en muchas ocasiones durante los últimos meses, con la deuda por encima de su valor en Bolsa. En parte se debe a que el sector de las telecomunicaciones ha vivido a nivel mundial su particular viacrucis, y muchas empresas han bajado a mínimos de cotización. El caso de Telefónica, además, ha venido acompañado por un periodo de necesidades importantes de capex (inversión en activo fijo) junto a la práctica desaparición de los servicios de voz“, añade.

Para el profesor de la EAE Business School el mensaje que da el mercado cuando esto ocurre es claro: “Está penalizando la acción por sus percepciones negativas sobre la compañía y/o el sector en el que opera”.

No obstante, matiza que habría que analizar en sí misma la deuda: “Algunas empresas están en la actualidad muy endeudadas, pero lo cierto es que han aprovechado las ventajas que ofrece un mercado muy líquido y con apetito inversor para hacerlo a tipos muy bajos y a largo plazo, sobre todo mediante bonos en el mercado de capitales”, explica.

Javier Niederleytner, profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, explica que “es importante conocer si el endeudamiento es a largo o a corto plazo, así como las exigencias de este último. Lo conveniente es que haya un mix de las dos, con más peso hacia el largo”, dice.

Para Niederleytner que una empresa tenga una capitalización inferior a su deuda no es decisivo. “En análisis, es un factor que por sí mismo no dice nada”. “Hay que mirar otros ratios, como los fondos propios o las reservas“, apunta.

A la hora de invertir, Ricardo Zión aconseja ser cauteloso. “La reciente crisis nos ha enseñado que sobrevivieron sobre todo aquellas que mantenían con balances más saneados“. Aunque reconoce también que “puede haber oportunidades, ya que en un mercado con precios bajos pueden tener potencial de subida”.

Otro experto que prefiere guardar el anonimato indica que, al margen de la necesidad de mirar otras partes del balance, una deuda superior a la capitalización evidencia que ese endeudamiento no ha servido, de momento, para reflejarse en beneficios y, por tanto, en una mejor valoración en el mercado de acciones.

Uno de los casos más actuales y llamativos es el de Duro Felguera. El valor subió un 233% el lunes y un 47,25% en la sesión del martes. El sentimiento del mercado ha dado un giro de 180 grados sobre el valor tras comunicar la propia Duro Felguera a la CNMV que había inversores interesados como Metco, Acec y TSK en acudir a la ampliación que tiene en marcha con la suscripción el 25% del capital social; la operación forma parte del  acuerdo de la refinanciación al que ha llegado la entidad con los bancos acreedores. Duro Felguera tiene una deuda financiera de 320 millones y su valor en Bolsa roza los 44 millones.

Acciona, Abertis, Telefónica e Iberdrola, las más castigadas en un escenario de subida de tipos