¿Demasiado pesimismo? el proteccionismo restará 2 ó 3 décimas al crecimiento global, según BBVA

BBVA Research mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB para España en un 2,9% para 2018 y un 2,5% para 2019. Sin embargo, aumenta la probabilidad de que se materialicen algunos riesgos que podrían empujar la economía española hacia escenarios de menor dinamismo. Así lo indica en su último informe Situación España, presentado hoy por Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, y Miguel Cardoso, economista jefe de España y Portugal.

Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research apunta que «el ritmo de expansión global se mantiene similar a como era hace tres meses, si acaso con una distinta y menor sincronización. Estados Unidos sigue avanzando a ritmos próximos al 3%, impulsado desde la segunda parte del año y el año que viene por el estímulo fiscal. China sigue con su proceso de desaceleración bastante controlado. Y Europa, aunque no está aguantando los ritmos de crecimiento del 2%, solamente se va a desacelerar hasta niveles del 1,7% del año que viene.

Este entorno de crecimiento, sin embargo, que en la superficie luce sólido, presenta algunas amenazas hacia delante, algunas más que las que veíamos hace tres meses. En primer lugar, un precio del petróleo que ha subido, no solo porque aumente la demanda global, sino porque se está reduciendo la oferta de crudo. En segundo lugar, por un proceso de subida de tipos de interés en Estados Unidos y en Europa que va ganando momento, también al calor de este crecimiento y de esta subida de inflación. Y en tercer lugar, porque hay mercados emergentes que empiezan a tener tensiones financieras, y eso se puede notar también en sus ritmos de crecimiento.

Estas tensiones no vienen solamente por el proceso de subida de tipos de interés en países desarrollados, sino también por las amenazas de mayor proteccionismo. Si bien, hoy por hoy, estas amenazas de proteccionismo no deberían quitarle mucho más de dos décimas-tres décimas al crecimiento global, si se implementaran todas las medidas anunciadas, el impacto podría ser mayor, especialmente si se traslada a una menor confianza de los consumidores, una menor confianza de los inversores y una mayor volatilidad de los mercados financieros. En conjunto, un crecimiento en torno al 3,8% este año y el que viene, pero con más nubarrones hacia delante».

Por su parte, Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research indica que «la economía mundial continúa creciendo pero con ciertas señales de moderación, una divergencia entre grandes áreas económicas y cierta desaceleración entre las economías de la eurozona. En este contexto internacional, la economía española mantiene su tasa de crecimiento alrededor del 3% pero con una composición menos virtuosa de la demanda agregada que en los trimestres anteriores.

La mayor debilidad de las exportaciones de bienes y, sobre todo, de la inversión en maquinaria y bienes de equipo se ve compensada por el crecimiento del consumo y, sobre todo, por la aceleración de la inversión en construcción. La política monetaria y, sobre todo, una política fiscal más expansiva tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y la relajación de los objetivos de estabilidad presupuestaria permite contrarrestar alguno de los vientos de frente que pasamos a tener, como el mayor precio del petróleo, la desaceleración de la zona euro o la mayor incertidumbre de la política económica, pero a cambio de mayores niveles de deuda pública.

En este entorno, mantenemos nuestras previsiones de crecimiento económico en el 2,9% en 2018 y el 2,5% en 2019. De cumplirse estas previsiones económicas, la tasa de paro se situaría a finales de 2019 por debajo del 13%. No obstante, en la medida en que los riesgos económicos, tanto a nivel internacional como a nivel nacional, son mayores, esto hace que sea más relevante retomar la estrategia de reformas estructurales con la finalidad de crear más y mejor empleo y aumentar nuestra productividad».