Criptomonedas, la burbuja que más rápido ha pinchado

El desplome bursátil de las empresas tecnológicas desde el año 2000 es recordado como uno de los mayores hundimientos de la historia económica moderna. Sin embargo, el colapso actual que sufren las criptomonedas, encabezadas por Bitcoin, ha superado negativamente el crash de las tecnológicas. Y hay un hecho que llama la atención, el desplome se ha producido con muchísima más rapidez.

Corría el año 1999 cuando la bolsa vivía una burbuja tecnológica que acabó llamándose la “burbuja puntocom”. Cualquier anuncio que oliese a Internet o a “E-algo” (ecommerce, ebusiness, email, emarketing) era premiado en bolsa y las empresas como Terra, Lycos, America Online, Yahoo!, Qualcomm, Paypal, Ebayacaparaban las portadas de los periódicos. Las empresas tecnológicas disparaban sus salidas a bolsa y posteriormente sus cotizaciones volaban en los mercados, hasta cotizaciones y capitalizaciones irracionales de acuerdo con sus perspectivas de beneficios. El Nasdaq Composite multiplicó por cinco su valor entre el año 1995 y 2000 y sus PER (relación entre la capitación y los beneficios) alcanzó las 200 veces.

Sin embargo, en marzo del año 2000 todo cambió. Un plan de subidas de tipos en Estados Unidos, la entrada de Japón en recesión y el anuncio de ruptura de las negociaciones de fusión entre Yahoo! y Ebay devolvió al mercado a la cordura y en pocos meses las cotizaciones de las compañías tecnológicas se desplomaron, ayudadas también por los ataques del 11 de septiembre de 2001, los escándalos contables de las empresas americanas y la crisis de Enron, que acabó por minar la confianza de los mercados y llevar al Nasdaq a mínimos multianuales.

Como conclusión, dos años y medio de desplome absoluto del Nasdaq, que perdió un 78%. Compañías como Cisco o Amazon perdiendo más del 80% de su valor, centenares de empresas tecnológicas desaparecidas y alrededor de 15 años para que el Nasdaq volviese a cotizar en los niveles de 2000.

Un crash superado por las criptomonedas

Algunos economistas han encontrado paralelismos entre esa burbuja y posterior crash y lo vivido actualmente por las criptomonedasBloomberg destaca en un artículo que con la caída de esta semana, su desplome es aún mayor. Y es que el índice MVIS CryptoCompare Digital Assets 10 extendió su colapso al 80% desde los máximos de enero el desplome del 78% del Nasdaq a comienzos de siglo. Es decir, que el Nasdaq tardó dos años y medio en desplomarse casi un 80% y las criptomonedas han sufrido este mismo descenso en apenas ocho meses.

La burbuja de las criptomonedas ha tenido como principal representante, aunque no el único, a Bitcoin. La moneda virtual y la tecnología de blockchain impulsaron una burbuja especialmente visible en 2017 ante la promesa y la esperanza de ser el “oro digital” que cambiaría rápidamente industrias como las finanzas o la alimentación. Sin embargo, según Bloomberg, “el exceso de publicidad, los fallos de seguridad, la manipulación de los mercados, la regulación y la adaptación más lenta de lo soñado” han provocado un colapso con pocos precedentes.

Máximo histórico bitcoin

Y es que Bitcoin pasó de cotizar prácticamente a 0 a rondar los 14.000 dólares para desplomarse a cerca de 6.000 dólares actualmente, arrastrando a otras criptodivisas como el Ether.

Sus defensores se agarran precisamente a la recuperación del Nasdaq en 15 años y al impacto que Internet ha tenido en la sociedad en los años siguientes como espejo de lo que pueden ser las criptomonedas. Pero dejando ese futuro a la espera, el presente indica que la cotización de Bitcoin y otras divisas ha caído en apenas ocho meses alrededor de un 80% dejando tocada su confianza.

Entre las diferencias entre un crash y otro hay que destacar que si bien con el desplome de puntocom volaron varios billones de dólares, en esta ocasión la evaporación de las criptomonedas equivale a aproximadamente 640.000 millones de dólares (más de medio billón de euros), hasta dejar el valor actual conjunto de este mercado -de momento- en alrededor de 187.000 millones.

Información facilitada por Blog Bankinter