¿Cómo tributan las bonificaciones por traspasar planes de pensiones?

Bancos e intermediarios financieros se han lanzado a captar planes de pensiones de otros rivales. El medio más habitual es ofrecer dinero contante y sonante por el dinero que saquen de su anterior plan de pensiones. Dependiendo del importe y de la generosidad de la entidad financiera a ese traslado se aplicarán porcentajes que van del 1% al 5%.

Pero ¿tendrá que pagar el ahorrador que perciba ese dinero extra por ser infiel a su anterior gestora?. Según apuntan desde un gran banco, la Bonificación Promocional constituye un rendimiento del capital mobiliario, sujeto al ingreso a cuenta correspondiente conforme a la normativa fiscal aplicable, que el Banco efectuará repercutiéndoselo al Participante. 

Entra dentro, pues, de los rendimientos del capital mobiliario que comparte con los intereses de cuentas bancarias, bonos, obligaciones y, en general, títulos de renta fija, los dividendos de acciones y las plusvalías obtenidas por la transmisión de cualquier tipo de valores mobiliarios, percibidos durante el período de referencia.

Las ganancias obtenidas por estas bonificaciones promocionales hasta 6.000 euros tributan por el 19%; entre 6.000 y hasta 50.000 euros, al 21%, y a partir de 50.000 euros, al 23%. Eso sí, todas ellas, con independencia del tramo soportan una retención fiscal del 19%.

Consulta la guía básica fiscal