CNMV y Policía firman acuerdo contra el fraude financiero

El director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo, y el
presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV),
Sebastián Albella, han firmado hoy un convenio de colaboración para
la persecución del fraude financiero, en particular el relacionado con
personas o entidades no autorizadas para prestar servicios de
inversión, informa el supervisor.

El acuerdo establece un marco de colaboración entre ambas
instituciones que reforzará su grado de coordinación y que incluye
mecanismos concretos de actuación.

Ambas instituciones consideran que en un entorno de creciente
desarrollo de las nuevas tecnologías y canales de comunicación
digitales es necesario aunar esfuerzos contra las actividades ilegales
desarrolladas en el sector financiero. Solo en 2018, la CNMV formuló
más de 600 advertencias al público sobre entidades no autorizadas o
“chiringuitos financieros”.

El convenio prevé el intercambio de información entre ambas partes.
La Dirección General de Policía informará a la CNMV de las entidades
o personas físicas no autorizadas que detecte que pudieran estar
cometiendo infracciones de normas de ordenación y disciplina de los
mercados de valores, así como de la incoación de procedimientos judiciales relacionados con la prestación ilegal de servicios de
inversión.

Como Punto de Coordinación por parte de la Dirección General de la
Policía actuará la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal
(UDEF), que centralizará las investigaciones relacionadas con el objeto
del convenio y las solicitudes de información a la CNMV. La UDEF
tiene encomendada la investigación y persecución de las actividades
delictivas, de ámbito nacional e internacional, en materia económica y
fiscal, así como la coordinación operativa y el apoyo técnico a las
unidades territoriales.

Está previsto que la CNMV comunique a la UDEF informaciones
relativas a indicios o pruebas de fraude financiero cometido por
personas no autorizadas para actuar en los mercados de valores, así
como consultas y reclamaciones sobre hechos constitutivos de
potenciales delitos, tanto a nivel nacional como internacional.
También está previsto que la CNMV preste asesoramiento a la UDEF
para facilitar sus investigaciones.

Con el fin de promover una adecuada coordinación, se crea una
Comisión de Seguimiento integrada por cuatro miembros, dos por
parte de la CNMV y dos por parte de la Dirección General de la Policía,
y se prevé la posibilidad de grupos de trabajo específicos. Además, se
contempla colaborar en el ámbito de la formación.
La CNMV tiene también previsto suscribir en fecha próxima un
convenio de colaboración similar con la Dirección General de la
Guardia Civil.

Operaciones contra los chiringuitos financieros

En los últimos años se ha venido observando un aumento de los
fraudes financieros, especialmente cometidos por parte de
organizaciones y grupos criminales que perpetran dichos fraudes
mediante los llamados boiler rooms o chiringuitos financieros, tal y
como los denomina la Comisión Nacional del Mercado de Valores,
consistentes en imitar las actuaciones propias de las empresas de
servicios de inversión para cometer estafas u otro tipo de
defraudaciones.

La Policía Nacional ha desarrollado varias operaciones contra esta
modalidad delictiva, como la denominada FOCUS -desarrollada entre
2017 y 2019-, que supuso la desarticulación del mayor chiringuito financiero detectado a día de hoy en territorio nacional y permitió la
detención de 95 implicados que habrían estafado la cuantía de casi 12
millones de euros con más de 700 víctimas. Otro ejemplo es la
operación RICO, desarrollada entre 2013 y 2015, en la que se
desmanteló un chiringuito financiero de carácter internacional, con
base de operaciones en Barcelona, que estaba causando un grave
perjuicio a miles de víctimas británicas y estadounidenses, que
culminó con la detención de 144 personas (de ellas 84 en España, 50
en Reino Unido, 2 en Estados Unidos y 8 en Serbia) y en la que
participaron la Policía Nacional , la City of London Police, la National
Crime Agency y la Policía de Tampa. Los arrestados habrían estafado
una cuantía que superaría los doscientos millones de libras esterlinas.

El objetivo primordial de estas investigaciones es garantizar la
estabilidad económica en todos los ámbitos de la sociedad y en
especial en los mercados financieros, donde confluyen los intereses de
las grandes empresas con el de los pequeños inversores. Esto ha
determinado tanto al Ministerio del Interior (Dirección General de la
Policía) como a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a sumar
esfuerzos en aras a mejorar los resultados obtenidos en la lucha contra
los chiringuitos financieros y evitar la quiebra de la confianza en los
mercados financieros.