CNMV reforzará supervisión en comercialización, autocartera y derechos de voto

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha
presentado hoy un Plan de Actividades para 2019, que incluye 44
objetivos concretos o actuaciones que la CNMV desarrollará en 2019.
El Plan identifica también las tres grandes líneas estratégicas que
orientarán la actividad de la CNMV en los ejercicios 2019 y 2020:
prioridad a la supervisión, fomento de la competitividad y
fortalecimiento del mercado español y atención a los desarrollos
tecnológicos en el sector financiero, informa el organismo.
En la presentación del Plan, Sebastián Albella, Presidente de la
CNMV, destacó que “poner el acento en la supervisión, función
principal de la CNMV, es compatible con seguir contribuyendo a que
el mercado financiero español sea lo más competitivo posible”. Para
el Presidente de la CNMV “resulta importante que se perciba al
supervisor español como una institución competente y rigurosa pero,
al mismo tiempo, ágil y con mentalidad abierta”.

1. La supervisión como prioridad
La CNMV continuará dando prioridad a su función supervisora, de
promoción de la integridad y transparencia de los mercados y tutela
de los intereses de los inversores. Centrará las actividades de
supervisión en aspectos especialmente relevantes y pondrá el acento
en actuaciones de supervisión que generen valor añadido. La CNMV
profundizará en el uso de herramientas informáticas, incluidas las de análisis masivo de datos (big data), que puedan ayudar a centrar los
esfuerzos en las áreas de mayor riesgo y ser útiles para aumentar el
nivel de eficiencia de procesos de autorización y supervisión. Otro
objetivo será seguir impulsando la presencia pública de la CNMV.

2. Fomento de la competitividad y fortalecimiento del mercado
español
La CNMV no solo debe insistir en su empeño de modernización, sino
que debe seguir avanzando en una cultura de servicio a los
inversores y a los demás participantes del mercado. Con la intención
de que las actuaciones de la CNMV sean coherentes, previsibles y de
fácil comprensión se mantendrá la política de publicar guías
técnicas, documentos con preguntas y respuestas y se continuará
impulsando el diálogo con el sector.

3. Atención a los cambios y nuevos fenómenos de mercado
impulsados por la tecnología
La CNMV seguirá prestando gran atención a los cambios y a los
nuevos fenómenos impulsados por la tecnología, con actitud
positiva, pero sin descuidar la supervisión de los riesgos, tales como
los puestos de relieve a raíz de fenómenos como la difusión de las
criptomonedas o las ICO (Initial Coin Offerings – ofertas iniciales de
criptomonedas). La CNMV promoverá el diseño e implantación de
proyectos regtech/suptech susceptibles de aumentar la eficacia tanto
de los procedimientos establecidos por las entidades supervisadas
para cumplir con la normativa que les es de aplicación, como de los
procesos dedicados a facilitar la supervisión financiera. La CNMV
analizará con atención estos proyectos, que se pueden basar en
diversas tecnologías, como big data o inteligencia artificial, y los
desarrollos de las infraestructuras de mercado cuyo objetivo sea
hacer uso de la tecnología blockchain (DLT).

Objetivos concretos

Los 44 objetivos seleccionados tienen por finalidad contribuir a
mejorar la eficacia de la institución, aumentar la transparencia y
favorecer el intercambio de información con el mercado, los
inversores y las entidades supervisadas.
La CNMV se plantea mejoras de su funcionamiento para avanzar en
la transformación digital y en la eficiencia de los procesos. Se trata
de proyectos como la adquisición de una nueva herramienta tecnológica para tratamiento y análisis de grandes volúmenes de
datos con finalidad de supervisión y como la realización de una
encuesta entre los participantes del mercado sobre el
funcionamiento de la CNMV. También se llevarán a cabo acciones
específicas de formación en nuevas tecnologías dirigidas al personal.
Entre los objetivos del área de supervisión de los mercados destaca la
publicación automática de notificaciones de derechos de voto e
instrumentos financieros así como la revisión, para clarificar su
alcance o adaptarlas a cambios legales, de algunas recomendaciones
concretas del Código de buen gobierno de las sociedades cotizadas,
una vez transcurridos tres años desde su aprobación.
Se realizará un análisis específico del estado de información no
financiera de las entidades emisoras de valores y se revisarán las
recomendaciones sobre operativa discrecional de autocartera de los
emisores de valores, entre otras actuaciones.

Revisiones horizontales

El área de supervisión de los intermediarios financieros pondrá el
acento en las revisiones horizontales, entre las que destacan, entre
otras, la revisión relativa a la operativa on line de las entidades que
prestan servicios de inversión (ESI), la revisión del cumplimiento de
la decisión de ESMA (la Autoridad Europea de Valores y Mercados)
relativa a CFD (contratos por diferencias) y opciones binarias y
actuaciones específicas sobre la calidad y coherencia de la
información recabada de los clientes para evaluar la idoneidad y
conveniencia. También se realizará un nuevo ejercicio de
supervisión del proceso de comercialización de productos
financieros en las redes comerciales de una muestra de entidades
utilizando la técnica del mystery shopping y se trabajará con
expertos externos que puedan colaborar mediante técnicas de mystery
shopping, a petición de la CNMV, en investigaciones concretas, por
ejemplo, en la obtención de información sobre la actividad de
empresas no autorizadas (chiringuitos financieros). Además, el Plan
contempla.
La supervisión de intermediarios financieros incluirá en 2019 nuevas
áreas sobre las que se centrará la monitorización: actividad realizada
en España por entidades en libre prestación de servicios y entidades
con títulos o certificados que acreditan cualificación para informar o
asesorar. Adicionalmente, la CNMV publicará nuevas guías técnicas con criterios que considera adecuados para el cumplimiento por las
entidades de la normativa que les resulta de aplicación.
La CNMV continuará simplificando en lo posible los requisitos y
trámites necesarios para sus autorizaciones, para reducir así los
plazos de tramitación. Por ello, publicará también una Guía técnica
sobre autorización de entidades (que contendrá pautas generales
aplicables en la tramitación de proyectos de autorización) y una
revisión crítica de los procedimientos de autorización (manuales de
autorización) con la finalidad de facilitar, simplificar y agilizar los
procedimientos.

Relaciones con los inversores

La CNMV también potenciará sus actuaciones en relación con
actividades de entidades no autorizadas o “chiringuitos financieros”
para lo que se dotará de nuevas herramientas de detección,
colaborará con expertos externos y firmará un convenio con la
Dirección General de la Policía para estrechará la colaboración en las
investigaciones. Además, publicará una circular sobre publicidad de
servicios y productos de inversión y adoptará medidas para
restringir la publicidad al público en general de CFD y otros
productos complejos.
La selección de las tres líneas estratégicas anteriores no supone
relegar objetivos tales como el de seguir trabajando en el área de
educación financiera (se publicarán nuevas guías del inversor) o el
de prestar atención especial a la estabilidad financiera (se realizará
un informe sobre la política macroprudencial y otros estudios
específicos entre los que cabe destacar un estudio sobre costes y
rentabilidad de los fondos de inversión españoles comparados con
los europeos).
El documento del Plan de Actividades incorpora las claves del
contexto económico y financiero en el que se desarrollará el trabajo
de la CNMV durante 2019 y explica con detalle el grado de
cumplimiento del Plan de Actividades de 2018, que fue del 78%, en
línea con el de los años anteriores.