BBVA: Carlos Torres sustituirá en enero a Francisco González

El Consejo de Administración de BBVA ha aprobado el plan de sucesión del presidente de la entidad. Dicho plan establece que Carlos Torres Vila, actual consejero delegado, reemplace a Francisco González como presidente ejecutivo cuando este deje su cargo, lo que está previsto para el 31 de diciembre de 2018, informa la entidad.

La sucesión garantiza la continuidad en el proceso de transformación que ha puesto a BBVA a la vanguardia de la industria financiera global. En una reunión celebrada hoy, el Consejo de BBVA, a propuesta de la Comisión de Nombramientos, ha aprobado por unanimidad el plan de sucesión del presidente, designando a Carlos Torres Vila como sucesor, al considerar que es la persona idónea para dar continuidad a la estrategia de transformación del Grupo.

Carlos Torres Vila se incorporó al Grupo en 2008 como responsable de estrategia y desarrollo corporativo, y asumió la dirección del área global de banca digital en marzo de 2014. Desde el nombramiento de Carlos Torres Vila como consejero delegado en mayo de 2015, el proceso de transformación de BBVA se ha acelerado notablemente.

Los avances son claros, tanto desde el punto de vista interno, donde se ha producido una importante transformación cultural en los últimos años anclada en unos fuertes valores, como externo, en la propuesta de valor y la relación con los clientes. Hoy las ventas digitales representan casi el 40% del total de unidades vendidas del Grupo y los clientes digitales superan los 25 millones.

Antes de que termine el año, el objetivo de BBVA es que la mitad de los clientes sean digitales. “El trabajo de Carlos estos últimos años es la mejor garantía de continuidad en la estrategia”, dijo Francisco González, presidente de BBVA.

Por su parte, Carlos Torres Vila comentó que “gracias a la visión estratégica del presidente hace más de una década, hoy en día no hay proyecto empresarial más atractivo que el de BBVA y es un honor poder formar parte de él”. Hoy BBVA es una organización que tiene unos ritmos de trabajo muy ágiles, con ciclos trimestrales de planificación y ejecución y con equipos autónomos y multidisciplinares que son capaces de entregar nuevos productos y servicios a los clientes de forma continua.

Y todos estos esfuerzos parten del propósito que en 2016 definió el Grupo: “Poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”. “Gracias a la tecnología, podemos ayudar a las personas y a las empresas a tomar mejores decisiones en torno al dinero. Nuestro foco es anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes, ya sea a través de los canales digitales o en nuestras oficinas. Todo el Grupo BBVA está volcado en hacer realidad el propósito”, dijo Carlos Torres Vila.