Caixabank prevé mayor rentabilidad al accionista en su nuevo plan 2019-2021

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, presentaron hoy en Londres las líneas básicas del Plan Estratégico 2019-2021.

Jordi Gual, presidente de CaixaBank, ha subrayado que el Plan pretende “generar valor de manera sostenible para todos los stakeholders (clientes, accionistas, empleados y el conjunto de la sociedad), de acuerdo con la misión del Grupo: contribuir al bienestar financiero de nuestros clientes y al progreso de toda la sociedad”.

El presidente de CaixaBank anunció las líneas estratégicas del nuevo Plan “con la satisfacción y la confianza que nos da el haber alcanzado con éxito los objetivos del Plan Estratégico 2015-2018”. Jordi Gual ha destacado que en los últimos cuatro años “hemos reforzado nuestro liderazgo comercial en España en base a un modelo de banca minorista de proximidad, con la mejor oferta omnicanal y propuestas de valor especializadas e innovadoras; y también hemos completado la integración de BPI, el mejor banco de Portugal en 2018 según Euromoney”.

Además, el presidente de CaixaBank recordó que “hemos situado la rentabilidad en unas cotas que ya superan el coste de capital; hemos mejorado la calidad de nuestro balance y ganado foco al desprendernos de activos no estratégicos; y hemos culminado la desconsolidación prudencial de CaixaBank del Grupo CriteriaCaixa”.

Por su parte, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, detalló que en los próximos años “queremos consolidar un Grupo financiero líder e innovador, con el mejor servicio al cliente y un referente en banca socialmente responsable”, informa la entidad

Cuidado al accionista

Entre los objetivos está generar una rentabilidad atractiva para los accionistas apoyada en un aumento de los ingresos core; mantener un elevado esfuerzo de inversión y de transformación, y seguir reforzando la solidez financiera con una mayor reducción de la morosidad. A continuación, se detallan algunas de las principales magnitudes financieras del Plan Estratégico.

  • Sostener una rentabilidad elevada, incluso en un entorno de tipos estables, y mantener sólidos niveles de solvencia y liquidez. El Plan tiene como objetivo para finales de 2021 una ratio de capital CET1 del 12% (más 100 puntos básicos de buffer transitorio para absorber potenciales impactos regulatorios) y una rentabilidad (ROTE) por encima del 12% (con hipótesis de curva de tipos de interés plana, el ROTE superaría el 10% en 2021).
  • Buena trayectoria de los ingresos core en relación con los gastos recurrentes. El plan implica un crecimiento de los ingresos core (~+5% TACC) superior al de los gastos recurrentes (~+3% TACC). Los ingresos se ven impulsados por el margen de intereses (~+5% TACC), las comisiones (~+4% TACC) y los ingresos por seguros (~+9-10% TACC).
  • El aumento de los ingresos core pivotará sobre el crecimiento de la financiación a empresas, consumo y ahorro a medio-largo plazo, con un incremento por encima de mercado.
  • Completar la reducción de los activos no estratégicos y situar la ratio de morosidad del Grupo por debajo del 3%.
  • Se mantiene una política de dividendo atractiva para los inversores, con un objetivo de payout por encima del 50%.