Bonos de alto riesgo para sortear los tipos negativos

“El potencial al alza de los retornos de los mercados está limitado por las valoraciones (tanto el S&P 500 como el mercado de bonos corporativos registraron en 2019 el segundo mejor de las dos últimas décadas), pero especialmente en la renta fija. Por eso, el actual entorno de mercado justifica reflexionar sobre qué estrategias de rentas pueden funcionar mejor en un mundo donde obtener crecimientos significativos de capital podría ser un desafío.

 Al observar la desagregación entre rentas y retornos de capital a lo largo de serie de activos durante la última década, observamos que los mejores rendimientos de rentas en la categoría de renta fija tienden a provenir del high yield, bonos de mercados emergentes y leveraged loans.  En el caso de la renta variable, son las acciones europeas y de Reino Unido las que tienden a proporcionar el mayor retorno por rentas.

 Ajustar el retorno por rentas a la volatilidad de los precios por clases de activos proporciona una clara señal de que las estrategias de renta fija short-duration tienden a proporcionar los mejores retornos ajustados por riesgo. No podemos olvidar que el nivel absoluto de rendimiento de las rentas lleva varios disminuyendo en la mayoría de las clases de activos. Sin embargo, todavía se puede encontrar un sorprendente buen resultado de las estrategias investment grade de corta duración, high yield y mercados emergentes, especialmente en dólares estadounidenses y libras, algo menos en euros.

En conclusión, la categoría high yield sigue siendo la mejor clase de activos para obtener retornos por rentas y debería continuar siendo así, dado que las expectativas de suspensión de pagos en este sector permanecen en niveles muy bajos. En el caso de la renta variable, hay una clara distinción entre Reino Unido y Europa por un lado, y EE UU y Japón por el otro. Estos últimos siguen siendo impulsados mucho más por las ganancias de capital que por los ingresos; bajos rendimientos y dividendos en el caso de Japón, estructuralmente más crecimiento en EE UU”

Artículo de Chris Iggo, CIO Core Investments de AXA INVESTMENT MANAGERS