Andreu pone fin a la vía penal por las preferentes que han recuperado más del 75% de los inversores

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha archivado la investigación a la antigua cúpula de Caja Madrid y Bancaja por las preferentes al no quedar demostrado que éstas se emitieran para «engañar a los inversores de forma global».

Este auto, adelantado hoy por Elindependiente, el titular del juzgado central de Instrucción número 4 está en línea con el de la Fiscalía Anticorrupción, que en su último informe indicaba que «ni siquiera era fácilmente predecible en 2009» y rechazaba que los vendedores de preferentes «recibieran instrucciones para comercializar el producto entre los inversores más inadecuados«.

Así, apunta a  «resulta difícilmente sostenible la existencia de un plan preconcebido orquestado» tanto por Caja Madrid como por Bancaja, para estafar a estos inversores. En otro de los apartados del auto se apunta a que  «no puede afirmarse que la emisión fuera en sí mismo delictiva ni siquiera que revistiera alguna irregularidad significativa»

Fuentes de Bankia -entidad fruto de la fusión de 7 cajas de ahorros entre las que se encontraban Caja Madrid y Bancaja- apuntan a  que en torno al 75% de los inversores han recuperado totalmente su inversión mediante el proceso de arbitraje o la vía jurisdiccional. A esa cifra hay que añadir aquellos titulares que lo hicieron mediante la venta de acciones y que Bankia desconoce ya que no todas esas operaciones se realizaron a través de esta entidad financiera.

Así, estas mismas fuentes apuntan a Bankia ha devuelto su inversión, durante los seis últimos años, a más de 170.000 personas que invirtieron en instrumentos híbridos (preferentes y subordinadas) emitidos por las cajas de ahorros que dieron lugar al banco aún público.